Puede que lo hayas pensado, o quizás ni se te habría pasado por la cabeza, pero algo tan sencillo y común como lo es mostrar tus datos en las redes sociales resulta peligroso, pues no es una cuestión menor, es algo que se debe tomar muy en cuenta a la hora de abrir una cuenta en cualquiera de las redes sociales disponibles hoy en día, como lo son el facebook, twitter, instagram o snapchat, entre muchas otras más.
De acuerdo con un estudio de la agencia europea de seguridad de las redes y de la información (ENISA), mostrar tu nombre, apellido, datos de dónde vives o incluso donde resides específicamente, es un error muy grave que implicaría un gran peligro, debido a que hoy en día opera en distinto países una red de delincuentes que pueden tomar esos datos y utilizarlos en contra del perfil seleccionado, conllevaría al robo de información, secuestro, robo de cuentas bancarias entre otros delitos de alta peligrosidad, que parecen poco probables, pero esto pasa, y el ser precavido con algunos datos podría cambiar significativamente el ser una víctima de las redes sociales.
Para evitar cualquier tipo de delitos que puedan afectar nuestra integridad tanto psicológica como física, existen unas reglas de oro para mantener a salvo nuestras cuentas, una de ellas es apagar cualquier aplicación de dispositivos de localización geográfica cuando no sean de gran necesidad, por ejemplo, además de otras que debes de tomar en cuenta:

• Elegir cuidadosamente a nuestros amigos, por ejemplo no aceptar solicitudes de personas que no conozcas, incluso de cuentas extrañas que no posean foto de perfil o una evidentemente falsa. Muchas personas aceptan solicitudes solo por tener más amigos, por tener un número más grande, pero al momento de aceptar la solicitud ya comprometes tus datos, fotos, videos, y datos de interés.
• Cuando una red social solicite datos de tu origen, coloca datos que no sean los correctos o muy concretos, ejemplo, coloca una ciudad que no sea en la que resides, ya que esto es lo que las personas observan al ingresar en los perfiles de usuarios, pues esta información se puede distorsionar en gran manera las intenciones de usuarios malintencionados, el país y dirección que puedes colocar podrían ser un país que sencillamente te guste.
• Utiliza un seudónimo o nombre de usuario que más te guste, o si es en el caso de Facebook, no colocar tus nombres completos, más bien un apodo o nombre corto.
• Protege los datos de contacto móvil, preferiblemente no publicar estos datos de contacto ni dirección de casa u oficina de tu trabajo.
• No guardes datos de la cuenta en tu dispositivo móvil, ni mucho menos contraseñas para que al momento de extraviarlo no caigan en manos inescrupulosas y puedan robar valiosa información.
• Lee con mucha cautela las políticas de privacidad y las condiciones y términos de uso de la red social que escojamos. Leer de principio a fin todo las cláusulas sería lo ideal, aunque sabemos que casi nadie lo hace, pero debes de tener esto en cuenta al menos si se trata de una nueva red social.
• Presta atención a los servicios basados en la localización y a la información de nuestro móvil, desactiva los servicios basados en localización geográfica cuando no se estén usando y utilizarlos siempre y cuando sean necesarios.
• Protege tu cuenta con opción privada, existen distintas redes que te dan esa opción de colocar tu cuenta privada, y que solo tenga acceso las personas que tú sigues y conoces, así tendrás más seguridad en tu cuenta y a la hora de resguardar tus datos.
Es cierto, son reglas básicas, quizás ya las sabias, pero si has terminado de leer este post, te recomendamos revisar que tanta información dejas al alcance de todos, tanto conocidos como no conocidos, recuerda que nunca sabrás quien está del otro lado de la pantalla.