Actualmente nuestro Smartphone es tan indispensable como cualquier otro artículo personal, ya sea la billetera, un reloj, una cartera e incluso tan necesaria como la ropa que llevamos puesta (o al menos así lo siente la mayoría), pero ¿qué pasaría si nuestra herramienta del día a día se estropea?, a veces, tan solo prestar un poco más de atención podría evitar esa situación.

Para algunos la solución es comprar otro y ya, no ha pasado nada, pero la gran mayoría si querrá cuidar su dispositivo al punto de comprarle cantidad de accesorios como forros, salvapantallas, un banco de energía o “Power Bank” etc, sin embargo no solo los accesorios protegerán nuestro dispositivo, también estos tips que te informaran, que no debes hacer con tu dispositivo para que este tenga una vida útil más larga y puedas sacarle el máximo provecho al smartphone.

Cuidado con las mascotas

En el Reino Unido, por ejemplo, ha crecido una alarmante estadística la cual arroja que más de mil  smartphone son tragados accidentalmente por perros, mientras ellos juegan pueden tomar repentinamente un teléfono y tragarlos en cuestión de minutos, claro para que eso ocurra es lógico que un móvil sea lo suficientemente ligero y pequeño, sin embargo no solo eso sucede, el perro puede masticar el dispositivo llegando incluso a perforar la parte más sensible que es la pantalla y llegar a componentes electrónicos que dañen parcial o definitivamente un teléfono, pero más importante aún, podría causarle graves problemas de salud a tu amada mascota.

Además, los gatos pueden rasguñar  la pantalla o por su increíble agilidad de saltar o moverse por todo tipo de lugares inhóspitos de la casa pudiera accidentalmente hacer caer nuestro teléfono causándole un gran daño, es indispensable tomar precaución en cuanto a las mascotas y enseñarles a tiempo a no tomar ni jugar con nuestro móvil.

Contacto con el agua

Como todo articulo electrónico, su enemigo número 1 es el agua, y exponer los smartphone a ese elemento esencial para la vida, puede ocasionarle la muerte al móvil. Bajo ningún motivo se puede exponer nuestro dispositivo al agua, pero estos accidentes suelen ocurrir cuando lo llevamos al baño, a veces cae en el inodoro o en la regadera, lo demás suele ser historia.

Si usas el smartphone a la intemperie y comienza a llover, es probable que las gotas de agua puedan colarse por los auriculares, pantalla o micrófono y causar daños con el tiempo, sulfatando algún componente que posteriormente te impida hacer uso del móvil. Es cierto que existen dispositivos que son resistentes al agua, pero solo para accidentes inesperados, no se te ocurra por ningún motivo sumergirlo al agua intencionalmente para ver si resiste como si fuera un reloj cualquiera a ver cuántos metros de profundidad aguanta, esa es una idea muy mala, y muchos lo hacen.

Cuidado con… los niños

Anteriormente mencionamos que las mascotas pueden hacer un gran daño a nuestro teléfono, pero también es riesgoso dejarlo a un niño, sobre todo si es un pequeño, pues cuando nos hartamos de una situación en la que amerita darle el smartphone a un sobrino, hijo o amiguito para que se tranquilice, se entretenga o deje de insistir, se puede convertir en un gran error que puede llegar a costarnos la vida útil del teléfono.

Sabemos que los niños son curiosos e inventan mucho, por ello existen infinidad de riesgos que para lo que no estamos preparados, un niño puede tirar un teléfono al suelo, echarle agua, tirarlo por el balcón de un edificio, igualmente, si no posee seguridad, el niño puede hacer llamadas inesperadas a alguien y que consumamos nuestros minutos del plan o peor… en fin, podría suceder cualquier cosa, y en este caso es mejor darle a un niño una Tablet con sus caricaturas favoritas y ponerle un horario con supervisión pero no des tu teléfono a un infante (inténtalo, sabemos que puede ser difícil).

Llevarlo sin bloqueo de pantalla

La seguridad ante todo, y es imperdonable que dejes al descubierto tu teléfono por el simple hecho de poseer números de contactos, imágenes de tus tarjetas de crédito, notas, archivos personales como fotos privadas, música o audio que comprometa ciertos aspectos de tu vida a la imagen pública, recuerda que las redes sociales son muy explosivas y una información se puede regar en cuestiones de minutos, así que es primordial que coloques una clave a tu Smartphone o al menos un patrón y protejas tus archivos más importantes.

Bolsillos traseros de los pantalones

Llevar tu dispositivo móvil en el bolsillo trasero de tu pantalón es una de las peores ideas que puedes tener, recuerda que podrías sentarte sin darte cuenta que el teléfono se encuentra allí y con la presión se rasgue el liquido de la pantalla y quede una mancha permanente, otro de los riesgos seria que puedan robártelo fácilmente, seguramente no percibirás en que momento te lo habrán quitado, y lo más típico; al bajar los pantalones en un baño, este se salga del bolsillo y caiga en el inodoro y dañe permanentemente el aparato.

Puede que si lees sobre estos errores, pienses que son muy evidentes, pero aun siéndolo, muchas personas los cometen, así que no seas parte de esa estadística 😉